domingo, junio 03, 2007

 

¡Aguas!

"Vengo en representación del partido y por convicción propia, tenemos que aprender de Venezuela". Ésas fueron las palabras de Camilo Valenzuela, presidente del Consejo Nacional del Partido de la Revolución Democrática. Las dijo el pasado domingo al asistir a la embajada de Venezuela en México. Se hallaba junto a miembros del Frente Popular Francisco Villa y otros militantes del PRD. El festejo era por la decisión del presidente Chávez de revocar la concesión a Radio Caracas Televisión (RCTV). Terminaron así 53 años de transmisiones de esta empresa.

Valenzuela no mintió. Al día siguiente, desde La Habana, Cuba, primer territorio libre de América, Guadalupe Acosta Naranjo, secretario general del PRD, ratificó el apoyo en términos similares: "El día que una televisora pueda convocar a un derrocamiento militar del gobierno y participar en la estrategia de un golpe de Estado, y a pesar de eso pedir que le renueven la concesión en aras de la libertad de expresión, no sé si eso sea valido".

Y para que no quedaran dudas, Pablo Gómez, secretario de la Comisión de Estudios Legislativos del Senado reiteró: "Chávez podrá caer muy gordo, pero era el presidente del país y lo querían remover por la fuerza, y la televisora era uno de los principales instrumentos del golpe".

Al leer las expresiones de apoyo de Acosta Naranjo y Pablo Gómez hay dos preguntas que caen por su propio peso: si la participación de RCTV en el complot golpista era tan evidente, ¿por qué el gobierno de Hugo Chávez no procedió inmediatamente contra la televisora al retomar el poder en el 2002? Y la más importante: ¿cuáles son, además de las declaraciones de Chávez, las evidencias que tienen ambos perredistas de que la televisora participó en el complot? Porque ya se sabe que para un dictador toda crítica o información veraz constituye un atentado contra el Estado y el orden.

Ése es el mecanismo propio de cualquier régimen autoritario para no hablar de los sistemas totalitarios donde el Estado controla absolutamente los medios de comunicación. De hecho, las declaraciones recientes de Chávez, amenazando a la otra cadena venezolana, confirman que cualquier programa puede ser tipificado como un crimen contra el Estado. En este caso, el dictador denunció la transmisión de imágenes del atentado contra Juan Pablo II como una invitación al magnicidio en contra de su persona. Las dictaduras no soportan la crítica ni la libertad de expresión.

Desde ese punto de vista no hay nada nuevo bajo el sol. Pero tampoco hay nada nuevo ni sorprendente en el temple autoritario-totalitario de los perredistas. La convergencia de Camilo Valenzuela, quien proviene de los movimientos guerrilleros de los años 70; Pablo Gómez, ex militante del Partido Comunista, y Guadalupe Acosta Naranjo, miembro de la corriente Nueva Izquierda que encabeza Jesús Ortega, habla por sí misma. Todos coinciden en justificar un atentado contra la libertad de expresión, en defender a un dictador de pacotilla y en guardar silencio frente a la opresión y la persecución que se vive bajo Fidel Castro. Hasta ahora no ha habido, y seguramente no habrá, una sola voz en el perredismo que condene a Hugo Chávez.

Sin embargo, hace aproximadamente un año los perredistas de todos los colores denunciaban voz en cuello "la guerra sucia" en contra de López Obrador. No admitían que se dijera que su candidato era "un peligro para México". Pero lo que los sacó de quicio fue que se le comparara injustamente con... Hugo Chávez. Y mira nada más las vueltas que da la vida. Ahora queda en claro que las afinidades electivas con los regímenes totalitarios y autoritarios están por encima de cualquier circunstancia o consideración.

Por desgracia, los perredistas no están solos en su pantano, los acompañan una buena parte de los priistas, que se comportan como lo que son: sus primos hermanos. Ésa es la razón por la que se han opuesto sistemáticamente a cualquier crítica a Fidel Castro y por eso mismo se negaron a condenar explícitamente al gobierno de Hugo Chávez. Los priistas no llegaron al punto de festinar el autoritarismo de Chávez. Pero insisto. Guardaron un complaciente silencio y lo aprueban en su fuero interno.

De ahí que sea tan importante el ajuste de cuentas con el pasado. La izquierda mexicana no ha hecho un examen autocrítico. Nada nos dicen de su silencio frente a los crímenes bajo "el socialismo real" ni de su complacencia frente a la persecución de los disidentes o los homosexuales en Cuba. Porque a diferencia de lo que ocurre en México, en el régimen castrista sí hay prisioneros cuyo único delito ha sido ejercer la libertad de palabra o de manifestación. El atraso del perredismo en ese sentido es aterrante e indignante. En Chile o en España, para no mencionar los casos de Francia e Italia, sería impensable que los partidos de izquierda se solidarizaran con Castro o aplaudieran un acto dictatorial como el de Chávez.

Este talante autoritario es el que vimos desplegarse a lo largo de toda la campaña electoral del año pasado. Las críticas contra AMLO no sólo fueron descalificadas por formar parte de un complot, sino que se emprendió una campaña de linchamiento contra quienes lo enfrentábamos abiertamente. La respuesta de los perredistas contra "la guerra sucia" estuvo plagada de verdades a medias o mentiras descaradas. La mentalidad autoritaria no admite grises ni matices. Lo que pasó después de la derrota del 2 de julio fue aún más contundente. Los traidores y los enemigos se multiplicaron. La lista en el medio periodístico, pero también en el empresarial, es larga. López Obrador está convencido de que fue traicionado arteramente y espera la revancha.

Dice el dicho: cuando veas las barbas de tu vecino cortar, pon las tuyas a remojar. Las expresiones de los perredistas, repito, no son casuales. Expresan sus verdaderas convicciones. De haber alcanzado la victoria, AMLO habría emprendido más temprano que tarde, con el apoyo ferviente de su partido, una embestida contra todos los medios de comunicación, incluidos los electrónicos. Con un ominoso agravante: López Obrador no está enterrado. Puede resucitar en cualquier momento. Y si eso ocurre, habrá una larga, muy larga noche de cuchillos largos. ¡Aguas!


Jaime Sánchez Susarrey, El Norte, 2 de junio 2007

Etiquetas: , , , , , , , , ,


Comments:
Soy Venezolano! y desde aqui digo que Chavez es el peor lider que un pais pueda tener, es una persona enfrascada en una politica populista, que no se basa en el desarrollo o generacion de empleos internos de la nacion, sino en mal gastar las riquezas que este pais tiene, y mas rriquezas aun cuando en estos 8 años que lleva en el poder se han dado los mayores precios petroleros de toda la historia del petroleo.

Es una persona en destruir y no CONSTRUIR, principio e ideologia basica que debe poseer un lider de estado, en generar estabilidad para todo su pueblo, y no solo para una parte, ya que si solo lo hace para una parte, eso no seria EQUILIBRIO, equilibrio necesario para generar armonia en una sociedad y asi crear el estado de estabilidad en todo el pueblo, de esta forma todos trabajaran con el mayor agrado que genera estar en armonia con el ambiente de trabajo, con el ambiente de tu comunidad, o simplemente estar agradecido por un ambiente de tranquilidad y seguridad social.

Soy un estudiante universitario, uno de entre mas de 200 mil estudiantes que durante dos semanas estamos en las calles en protestas pacificas, y de la cual el gobierno nos a disuelto nuestras manifestaciones a punta de bombas lacriomogenas y perdigones (no de goma, sino de plomo), manifestaciones 100% pacificas que ante los disparos de perdigones hemos tomado la valiente decision de arrodillarnos con las manos arriba frente a los policias y guardias nacionales que nos disparan salvajemente, hemos sido victimas de insultos por parte de parlamentarios, que nos han tildado de golpistas, fascistas, neoliberales, y hasta manipulados por la CIA y por la secretaria de estado de USA; y de eso se puede estar totalmente seguro que no estamos en ninguna de esas actividades ya que nos hemos hasta distanciado de los partidos politicos de oposicion venozolana, que durante 8 años no han sabido como plantearle un juego al gobierno para ejercer presion a que cambie sus politicas.

Como participante de este movimiento veo con gran desesperacion como muchos de mis compañeros de aulas, se quedan en sus casas durmiendo hasta las 11 de la mañana sin siquiera preocuparse en participar en asambleas de estudiantes que se estan llevando a cabo en todos las universidades del pais, donde debatimos nuestras ideas y estrategias que tomamos cada dia (durante ya dos semanas), y asi tomar las desiciones respectivas.

Gracias por generar un blog como este y seria bueno que tuviera bastante afluencia de lectores. Gracias y esperando la caida de este dictador me despido de uds!
 
Gracias por tu comentario. Siempre es muy valiosa la informacion que pueda brindar alguien que esta viviendo en carne propia el problema.

Saludos y ojala ese dictador fascista y populista, envuelto en piel socialista, caiga pronto.
 
Dany:

Con total respeto, pero pienso que lo que sigue es que te pongas a escribir flores del PNSM(Partido nacional socialista de México), porque al paso que vas ya mero se te sale el Heil Hitler o el Il duce. Al rato vas a querer terminar cada nota con un Sieg Heil!
 
Estimado anónimo, ¿sabes lo que es el principio de Godwin?

te invito a investigarlo

http://en.wikipedia.org/wiki/Godwin

http://www.faqs.org/faqs/usenet/legends/godwin/

Saludos
 
Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?