domingo, mayo 27, 2007

 

Mas de Granados Chapa


El 5 de noviembre del 2006 publiqué un post criticando duramente a Miguel Ángel Granados Chapa por su incongruencia, falta de profesionalismo, al tomar partido de una manera tan hipócrita durante el pasado proceso electoral. En los últimos días un anónimo lector de este blog, que firma simplemente como "omc" me criticó por mis comentarios a Granados Chapa. Empezó lo que parecía ser un debate más largo y fructífero, pero omc se echó para atrás.

Casualmente el día de hoy la columna de Granados Chapa pareció escrita en coincidencia con mis argumentos. Básicamente Granados Chapa intenta criticar el abuso de todos los partidos políticos en el uso de los famosos "spots" en medios electrónicos. El excesivo gasto de dinero público en las campañas, que cada elección va en aumento, del cual un 75% fue a parar a las televisoras y concesionarios de radio el año pasado. Es decir, más de 2 mil millones de pesos se transfirieron de nuestros impuestos (de los que si pagamos) directamente a los bolsillos de Televisa, TV Azteca y algunos otros dueños de medios electrónicos. Afirma correctamente Granados Chapa que el "dinero que a partir de 1996 reciben los partidos los ha envenenado". Aquí en éste blog, y en mis escritos anteriores, lo he dicho: el financiamiento público tan alto que reciben los partidos políticos ha creado un sistema perverso, un círculo vicioso, en el cual los políticos se han vuelto unos burócratas del Estado, rémoras del Erario.

Pero volviendo al tema de Granados Chapa, es obvio que su intento en criticar lo que todos (excepto los políticos) ya sabemos y también hemos criticado, es vencido por su interés particular de seguir la línea que viene dictada del PRD y/o de AMLO. Buena parte de su editorial lo dedicó a criticar al IFE por haber contratado a la empresa IBOPE AGB en el monitoreo de los spots. Incluso usa los mismos argumentos que usó Naranjo, del PRD, hace unos días, para desprestigiar al IFE y a la empresa de monitoreo, con el dato de que el PRD contrató 3 veces más spots que los que el IFE adjudica a ese partido. Partiendo de esa premisa, el PRD, ahora secundado por Granados Chapa, afirma que si ellos contrataron el triple de lo que el IFE les adjudica, entonces los otros partidos están en condiciones similares y todo mundo violó la ley.

Es tal la saña con la que el PRD insiste en desprestigiar el trabajo del IFE, por cualquier medio, que no les importa decir que ellos violaron la ley con tal de comprobar que el IFE hizo un mal trabajo. Y es que en la campaña de AMLO la Coalición por el Bien de Todos gastó, oficialmente, 616.1 millones de pesos, de los cuales al menos 357 millones fueron a parar a las televisoras. Estas son cifras oficiales del IFE. Por lo tanto, si lo que dice el PRD (y Granados Chapa) es correcto, la campaña de AMLO pudo haber gastado tanto como 1071 millones pesos tan sólo en spots, lo cual los haría pasarse de los topes de campaña en varios cientos de millones de pesos.


Fuente: El Norte, 19 de mayo 2007

En esto radica mi crítica a Granados Chapa. Si lo que dice el PRD es cierto, lo de menos es que el IFE e IBOPE AGB se hayan equivocado en su monitoreo. No hay que enfocarnos en un árbol, hay que ver el bosque completo. Es tal el interés del PRD, y de Granados Chapa, en desprestigiar al IFE que están dispuestos a quemarse ellos mismos en el proceso. Sin duda, es muy probable que si el monitoreo del IFE falló en ese orden de magnitud con el PRD también lo haya hecho, proporcionalmente con el PAN y el PRI, de tal modo que los 3 partidos más grandes, los políticos que gobiernan desde el Ejecutivo y Legislativo, violaron la ley. ¿Qué se va a hacer?

Dudo que pase algo. Los partidos monopolizan la vida política de México como Televisa y TV Azteca monopolizan los medios electrónicos. Los políticos serían juez y parte, tiene el sartén por el mango. Por eso sería genial que se pudiera romper la dependencia de los partidos políticos del dinero público. Probablemente no eliminarlo completamente, pero si reducirlo drásticamente. La idea original de financiar públicamente a los partidos (así se vendió la idea) era evitar que dinero de empresarios, o incluso del crimen, comprometiera a los candidatos. Sin embargo, campaña tras campaña nos damos cuenta que de todos modos, a pesar del alto gasto público en las campañas, en el financiamiento de los partidos, éstos de todos modos reciben dinero de empresarios, sindicados, y seguramente del crimen organizado. Entonces, ¿dónde quedó la ventaja del dinero público?

Lo ideal sería, sobre todo con tantas carencias que hay en el país, con tantos rubros importantísimos en los que se podría usar ese dinero, que los partidos buscaran su financiamiento por su cuenta, pero manteniendo, mejorando, la transparencia y fiscalización del origen de ese dinero. De ese modo nos evitaríamos este tipo de problemas. La reducción del tiempo de las campañas, sincronizar el calendario electoral, la reelección de legisladores, las candidaturas independientes, entre otras medidas, mejorarían significativamente la incipiente democracia mexicana.

Es interesante señalar, como nota "curiosa", que AMLO durante todo el proceso electoral afirmó que la suya era una campaña austera, que no tenían dinero, que "los otros", sobre todo "el candidato de la derecha" estaban tirando dinero a las televisoras. Hoy vemos que AMLO quedó en segundo lugar en gastos de campaña, sólo 30 millones de pesos detrás de Madrazo. Y de hecho fue quien más dinero gastó en televisión, con 357 millones, contra 336 millones de Madrazo y 175 millones de Calderón. Éste último gastó más en radio que en televisión. Todo esto suponiendo que el IFE hizo correctamente su trabajo. Pues si nos atenemos al dicho del propio PRD (y de Granados Chapa), entonces AMLO resultó aún más mentiroso de lo que muchos creímos (y seguimos creyendo). Su dichosa "austeridad", su "honestidad valiente" sólo quedó en el spot electrónico. Hágase la voluntad de Dios en los bueyes de mi compadre.


Fuente: El Norte, 19 de mayo 2007

Granados Chapa debería ya deslindarse de AMLO y recuperar la objetividad y profesionalismo que durante muchos años lo caracterizó. Su periodismo de denuncia suele ser muy bueno y contundente. Pero cuando deja que su ideología nuble su razón, cuando toma partido y desecha la objetividad, simplemente se le lee contundentemente falso. Aunque, al final de cuentas, esta es sólo mi opinión particular. El gusto se rompe en género, y sobre todo en ideologías.

Dany Osiel Portales Castro




Etiquetas: , , , , , , ,


Comments: Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?