jueves, febrero 16, 2006

 

¿Y a López le crees ?

¿Y a López le crees ?
( Pablo Hiriart )
( 2006-02-06 )

Unas cuantas imágenes de la semana anterior nos confirman que el pasado insiste en venir de regreso. Y en sus peores expresiones.
Los grandes poderes fácticos doblegados ante el personaje que puntea en las encuestas no es signo de avance, sino de retroceso.
El pasado que viene es el anterior al IFE. Anterior al TLC. Anterior a la Comisión Nacional de Derechos Humanos.
Los que se doblegan ante López Obrador no lo hacen por el solo hecho de que prevén que puede ganar.
Se le cuadran porque es autoritario. Porque le tienen miedo.

En la semana que pasó lo pudimos ver sonriente y manso al lado de los hombres del poder mediático. Desencajado e iracundo en su discurso en Tuxtla Gutiérrez. Temblaba de ira sobre el templete.
Ese odio que destila cuando se enciende es el que asusta. Y logra su
objetivo: nadie le dice nada.
En Tuxtla Gutiérrez se lanzó contra el Seguro Popular y denunció el desabasto de medicinas en los hospitales del gobierno federal.
Nadie le recordó que él acepto el Seguro Popular en el DF.
Y que difícilmente ha habido muestra más grande de dasabasto de medicinas y descuido oficial que en los centros de salud del Distrito Federal durante su gobierno.
Rugió desde el atril con la advertencia que él sí va a sacar adelante los Acuerdos de San Andrés.
En los días siguientes no hubo quién le dijera que si los acuerdos de San Andrés no pasaron en el Congreso fue por el voto de los senadores, incluidos los del PRD, coordinados entonces por su actual jefe de campaña, Jesús Ortega.
Se le ve como un autoritario peligroso, y en eso no están equivocados quienes así lo evalúan.
El error está en cómo hacer frente a la amenaza autoritaria que viene de regreso.
A López Obrador le dejan pasar todo para que no se enoje. Y creen que así se congracian con él.
Como candidato puede decir lo que quiera y (casi) nadie lo contradice ni mucho menos exhibe sus incongruencias.
Como Presidente, no sólo va a decir, sino que va a hacer lo que quiera, sin oposición.
Todos estarán ocupados en salvarse solos. Como ahora.
De risa fue oír los nombres de su gabinete.
¿Y el PRD? ¿Dónde quedó el PRD en la parte medular de su gabinete presidencial?
Tímidamente el viernes Pablo Gómez manifestó su extrañeza por esos nombres, porque "partido y gobierno no pueden caminar separados".
Si se le toma en serio a esos nombres que van a gobernar bajo sus órdenes, vemos que lo que hizo López Obrador fue mandar una señal de que su gabinete de perredistas en el Distrito Federal no sirvió para nada.
¿Dónde quedaron Encinas, Sheimbaum, Laurel, Buenrostro, Batres...?
Claro que no fue en serio.
Faltó que alguien le dijera que por favor no vacile con cosas importantes.

¿Ramírez de la O secretario de Hacienda?
Es un consultor privado, que da opiniones y eso es todo lo que ha hecho en su vida profesional.
¿Alguien se imagina a Ramírez de la O haciendo un presupuesto?
¿Él va a negociar con los gobernadores, con los partidos, con las bancadas en el Congreso?
Durísimo se fue en la entrevista con Joaquín López Dóriga en contra de Guillermo Ortiz.
Bueno, ¿y qué va a hacer como Presidente de la República con el gobernador del Banco de México, del cual tiene una tan despectiva opinión?
¿Lo va a tumbar? ¿O va a gobernar con él si piensa que es la quintaesencia de la ineptitud y de la insensibilidad? ¿Cuánto nos va a costar su choque con el titular del banco central?

En esa entrevista habló de Jesucristo que también fue "espiado y perseguido por los poderosos, que lo crucificaron". El día anterior, en Tepic, López Obrador había acusado que lo estaban "espiando".
Es decir, en la mente de López Obrador, él y Jesús son la misma cosa. Vidas paralelas.
O sea que no era broma cuando en una marcha hace 11 meses en protesta contra del desafuero, Martí Batres llegó a la Cámara de Diputados con una enorme cruz con una foto de López Obrador estampada en el lugar de la leyenda INRI.
¿Y? ¿Dónde están los liberales, los críticos, la inteligencia y el sentido común de este país para decirle al candidato del PRD que lo suyo se llama mesianismo?

Hipócrita y mentirosa le dijo a Josefina Vásquez Mota, a la que acusó de aprovecharse, como coordinadora de campaña de Felipe Calderón, del padrón de los programas sociales que manejó como titular de Sedesol.
¿Y él? ¿Qué hizo con el padrón de ancianos beneficiados con los 700 pesos mensuales de su programa en el DF?
Por lo menos el padrón de Oportunidades está en Internet y lo puede consultar y auditar cualquier ciudadano.
En cambio el padrón de adultos mayores en el DF está oculto porque —dijo René Bejarano en su momento—, "se quiere evitar su uso político".
Además, Josefina Vázquez Mota, ex secretaria de Desarrollo Social, es coordinadora de campaña de un candidato.
¿Dónde está el secretario de Desarrollo Social de López Obrador en el DF?
Era Marcelo Ebrard, y ahora no es jefe de campaña, sino candidato.

Pero (casi) nadie le dice nada. Le temen.
En la semana dijo tener un "profundo respeto por el Ejército", pero condicionó la protección de las Fuerzas Armadas en su campaña a que fuera un general paisano suyo, si no, no.
¿Por qué? "Porque a ese general sí le tengo confianza", dijo.
¿Y a los demás generales, no? ¿Ese es el "profundo respeto" a las Fuerzas Armadas?
En su programa de televisión de media hora, se queja amargamente que no tiene dinero para hacer campaña.
Y nadie, o caso nadie, le dice nada.
Acusó a sus competidores de oscuros. Quién sabe si lo sean o no . Pero, ¿y él?
Desde hace tres años debió instalarse el Consejo de Información Pública del Distrito Federal y hasta ahora no se ha integrado porque a López Obrador no le gustaba una consejera, María Elena Pérez-Jaén.
La opacidad deliberada sobre las cuentas y contratos del gobierno capitalino es evidente, pero (casi) nadie dice nada.
¿Ese es el que reclama el oscurantismo de sus adversarios?
Cuando las figuras públicas no están de su lado, las insulta.
Pero cuando esas mismas personas o empresas, por interés o por miedo, se forman en sus filas, son un ejemplo de lo mejor.
A Juan Ramón de la Fuente lo llamó "peón de Zedillo" en el 2000.
Ahora le conviene mandar un mensaje tranquilizador y menciona a De la Fuente como el mejor hombre para política interna, o sea Gobernación.

Reforma era un alfil de la derecha que trucaba encuestas, cuando lo daba empatado en la carrera presidencial.
Pero es un diario serio y profesional cuando un mes después dice que López Obrador subió muchísimos puntos.
Todos a doblegarse. Abran paso que el autoritarismo viene de regreso.

phiriart@cronica.com.mx

-------------------------------------------------

Si no envias esto a todos tus contactos tendras 6 años de muy mala suerte.
Pudieran ser hasta mas, si hace los mismo trucos de Chavez y Morales en Venezuela y Bolivia, respectivamente.

Tu sabes.

Dany Osiel Portales Castro
Monterrey, NL, México
unete@anula-tu-voto.org.mx
http://editorial-danyportales.blogspot.com/
http://www.anula-tu-voto.org.mx
http://no-al-populismo.blogspot.com/

"Es mas fácil desintegrar un átomo que un prejuicio" (Albert Einstein)
"La vida es muy peligrosa. No para las personas que se hacen el mal, sino por las que se sientan a ver lo que pasa". (Albert Einstein)
"La inteligencia de un ser humano se mide exactamente por la cantidad de felicidad que este pueda crear para el y para los demás" (Germán Dehesa)
"El castigo que los hombres buenos tienen que pagar por no estar interesados en la politica es ser gobernados por hombres peores que ellos mismos" (Platón)

Comments: Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?