viernes, octubre 26, 2012

 

Precarios

"Lo único que genera esta reforma laboral es empleo eventual, precario". Dolores Padierna

Nuevos puestos de fritangas se han venido desplegando en la calle de Hamburgo, en su cruce con Havre, de la Zona Rosa de la Ciudad de México. Supongo que esto se hace con el apoyo, o cuando menos el beneplácito, del nuevo Jefe de la Delegación Cuauhtémoc, Alejandro Fernández, quien pertenece a la corriente de Izquierda Democrática Nacional de René Bejarano y Dolores Padierna, una de las tribus más importantes del PRD. De hecho, desde hace ya varios gobiernos la Delegación Cuauhtémoc ha sido territorio Bejarano.

Los vecinos se quejan, por supuesto. Los puestos dan mal aspecto a una parte de la Zona Rosa que busca recuperarse con mucho trabajo de un deterioro creciente. Se convierten en una competencia desleal para los restaurantes formales del lugar. Inhiben la realización de inversiones formales. Por otra parte, sus tanques de gas, con instalaciones precarias, son un peligro para transeúntes y lugareños.

Lo más curioso es que el PRD acaba de pelear en el Senado, incluso a través de la voz y del voto de Dolores Padierna, contra la reforma laboral porque ésta supuestamente "precariza" el empleo. Sin embargo, nada ha hecho más para la precarización del empleo en nuestro País que el ambulantaje. Y no estamos hablando siquiera de verdaderos vendedores ambulantes. Los nuevos puestos de fritangas en la calle de Hamburgo, como en tantos otros lugares, son estructuras fijas que no podrían instalarse sin el apoyo tácito o la abierta complicidad de la autoridad local.

La reforma laboral establece contratos temporales de prueba y de capacitación. Crea reglas para la subcontratación de trabajadores, una práctica que se ha venido desarrollando en nuestro País, como en casi cualquier otro lugar del mundo, pero que carecía de regulación. Los empleos que estas disposiciones podrían generar no serían precarios. Contarían, para empezar, con todas las prestaciones de ley; y en el caso de los contratos temporales, no podrían renovarse de manera indefinida, como han argumentado los opositores a la reforma.

Los empleos que se están generando en los puestos de fritangas de la calle de Hamburgo son, en cambio, verdaderamente precarios. No cuentan con seguridad social ni prestaciones de ningún tipo. Los patrones pueden despedir a sus trabajadores en el momento en que se les antoje. No hay autoridad laboral ni junta de conciliación y arbitraje que pueda intervenir para asegurar a los trabajadores una indemnización justa. Si la nueva ley laboral limita los salarios caídos a un año, la informalidad los deja simplemente en cero.

Quizá lo peor de todo es que, para que el ambulantaje pueda ser competitivo, necesita privatizar bienes públicos. Las aceras que ocupan los puestos de fritangas son un espacio para que los peatones puedan transitar. La electricidad que toman de diablitos es un servicio público del que se apropian sin pago. Por eso los puestos no pueden existir sin complicidad de las autoridades locales. Al privatizar los bienes públicos, las autoridades están cometiendo un abierto peculado. Lo curioso es que lo hacen gobiernos que supuestamente se oponen a las privatizaciones.

Los políticos mexicanos tienen que aprender a ser congruentes. No se vale que digan en el Senado que se oponen a la creación de empleos precarios y a las privatizaciones sólo para que, cuando ejercen el poder, vendan los espacios públicos para crear los empleos más precarios que puedan existir.

El tiempo necesario
Era de esperarse. "Buscaremos estabilidad laboral", dijo ayer el coordinador de los Diputados del PRI, Manlio Fabio Beltrones. "Nos tomaremos el tiempo que sea necesario, días o semanas, hasta que tengamos una buena reforma". La idea de que se podía modificar en el Senado la minuta de reforma laboral, y esperar que los Diputados priistas aprobaran con obediencia y prontitud lo enviado, resultó excesivamente optimista.

Sergio Sarmiento
www.sergiosarmiento.com
 

Comments: Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?