viernes, abril 20, 2012

 

¿No hay propuestas?

Leo y escucho que muchos dicen que los candidatos a la Presidencia no traen propuestas, que sólo hay guerra sucia en los spots o promesas genéricas. Si la gente espera tomar su decisión en base a los spots o los resúmenes noticiosos (la mayoría de ellos tergiversados para pasar sólo la parte más escandalosa, la que genere más rating, o incluso muchos sesgados a favor de un candidato), no están viendo ni la décima parte de la información disponible.

 

Aún medios que considero más o menos imparciales porque en su historia siempre han investigado y publicado escándalos de todos los partidos sin distinción, publican las notas de las campañas sumamente recortadas. Se nota cuando se escucha el audio/video completo de la entrevista o del discurso y se compara con la nota periodística y evidenciándose que el reportero sólo mencionó lo chusco, el error, o lo que a él le pareció importante. Y es peor con los medios electrónicos que no podría decir que son imparciales.

 

Todos los candidatos tienen sus plataformas y propuestas detalladas en sus páginas de internet a un click de distancia. Estas son las ligas de internet de los partidos y de los 4 candidatos:

Josefina Vázquez Mota http://www.pan.org.mx/    http://www.josefina.mx/

Gabriel Quadri http://www.nueva-alianza.org.mx/  http://www.nuevaalianza.mx/

Enrique Peña Nieto http://www.pri.org.mx/ComprometidosConMexico/index.aspx

Andrés Manuel López Obrador http://www.amlo.org.mx/ http://www.partidodeltrabajo.org.mx/

 

En esas páginas no sólo encontrarán las propuestas y plataformas, sino los discursos en versión escrita y/o en video/audio. Hay que escuchar sus discursos completos y compararlos con los resúmenes noticiosos, verán que si se limitan a los spots, a lo que leen en un periódico o escuchan en un noticiario de radio o televisión, sólo obtienen una mínima parte de la información disponible. No es que no haya propuestas, lo que pasa es que hay mucha flojera.

 

Sin embargo no basta con la información sesgada que cada partido/candidato dice de sí mismo. Obviamente todos dicen que sus propuestas, que su persona, es la solución que México necesita. Verán que todos dicen, afirman, que si votas por él/ella tendremos un mejor país, y a todos nos irá muy bien. De lengua me echo un taco. Por eso hay que revisar qué hicieron y opinaron sobre los distintos temas hace meses, o años inclusive, cuando todavía no eran candidatos, cuando estaban en otro puesto o trabajo. Esto amerita un mayor esfuerzo de investigación que ahora internet nos facilita mucho, siempre y cuando haya ganas de hacerlo. Hay que comparar los dichos y hechos pasados de los candidatos con lo que hoy prometen o dicen cuando están en campaña y por ende quieren ser monedita de oro para atraer el voto ciudadano.

 

En campaña los partidos/candidatos mostrarán su mejor cara, resaltarán sus mejores resultados, sus logros. Y tratarán de ocultar o negar lo negativo. Por eso también es importante, para tomar la mejor decisión, la más objetiva y racional, investigar lo negativo de los candidatos. ¿Cuándo uno va a comprar un producto y hay varias marcas disponibles, acaso no compara los pros y contras de una y otra opción para hacer la mejor elección? Los candidatos son un producto que se supone nos dará un servicio como funcionario público: administrar al Gobierno Federal, el Erario, nuestros impuestos. Entonces es importante que sepamos si en puestos públicos anteriores realmente hicieron lo mejor para el país o la responsabilidad que tenían. Y si hay información objetiva, verificable, de que cometieron un error o dañaron a la comunidad, ya sea por acción u omisión, es valiosa para la toma de decisión sobre quien votar. Eso no es "campaña sucia" o "guerra de lodo", es simplemente ver todo el panorama. Así es en cualquier país democrático en el mundo. Sólo en México se ha estigmatizado negativamente la información contraria a un partido o candidato.

 

Sin embargo escuchar/leer las propuestas completas, investigar sus dichos/hechos pasados, y conocer lo negativo verificable de los candidatos todavía NO es suficiente para tomar una buena decisión razonada. Falta el ingrediente más importante de todos: responder ésta pregunta ¿qué creemos, pensamos, que es lo mejor para México?

 

Y hay que responderla reduciendo al máximo el egoísmo, pensando no en que es mejor para mí o mi familia en lo individual por el trabajo o negocio que tengo, por el sindicato al que pertenezco, sino verdaderamente qué sería lo mejor para el país, para toda la comunidad. Cualquier decisión política no es perfecta, es decir no hay decisión que no tenga costos. Cualquier decisión política afecta o perjudica, en mayor o menor medida, a ciertos sectores de la población. Las decisiones políticas con visión de largo plazo, esas que a quienes las toman se les llaman "estadistas", son las que maximizan los beneficios para la mayoría de la población en el mediano o largo plazo, aunque tengan costos en el corto plazo y haya una minoría perjudicada.

 

Pero, ¿cómo saber qué es lo mejor para el país si sólo soy un simple ciudadano? Aunque muchas decisiones pueden ser complejas y se tiende a pensar que sólo los expertos en ese tema pueden resolverlas, si es posible distinguir una buena propuesta de una mala usando el sentido común (el menos común de los sentidos). Pero primero que nada hay que evaluarnos a nosotros mismos, cuál es mi ideología personal, qué pienso de los múltiples temas públicos. De manera simplista se habla de que sólo existen 3 ideologías generales: izquierda, derecha y centro. Como si la forma de pensar de más de 100 millones de mexicanos se pudiera encajonar en sólo 3 visiones. Los partidos políticos (y los medios les siguen la corriente) siguen usando la geometría política unidimensional (una línea recta dónde si no eres de izquierda o derecha sólo queda el centro) porque les conviene encasillar a todo la ciudadanía, engañándola, para que no pienses por ti mismo, que creas que sólo hay de 3 sopas, forzándote a escoger de esa manera. Entre menos opciones haya más votos para cada partido. Entre menos piense el ciudadano, más fácil es atraerlo hacia mi propuesta política.

Pero la vida real es mucho más compleja que sólo 3 posibles opciones. Cada cabeza es un mundo y cada persona tiene su propia visión particular de las cosas. Esto parece tan simple, y lo es, pero pocas personas se toman el tiempo necesario para meditar, para hacer una introspección, sobre qué piensan, que quieren, de muchos temas que hay en la vida pública de toda la comunidad. Me he topado con gente que dice ser de izquierda, por ejemplo, pero cuando se empieza a desmenuzar el concepto ya hablando de tópicos muy específicos, te das cuenta que la persona era liberal o incluso hasta de derecha pero no se daba cuenta. O simplemente muchos ni siquiera comprenden qué significa ser de izquierda, centro, derecha, liberal, anarco-liberal, conservador, populista, totalitario o fascista, entre muchos otros conceptos ideológicos.

 

Hay un test disponible en internet que de manera simple ayuda a definir la ideología personal de cada quien. Sigue siendo todavía una simplificación del mundo real, pero ya no es la concepción hiper-simplificada unidimensional de las posibles formas de pensar, sino que es de 2 dimensiones. Los invito a que se tomen unos 15 minutos para contestar el test en www.testpolitico.com el cual arroja un resultado en 2 dimensiones, con 2 ejes. Un eje es para los temas económicos y el otro para los sociales. La gráfica arroja el resultado como una coordenada en un mapa bidimensional con una escala de cero a cien en cada eje. Por lo tanto hay 10 mil posibles ideologías como resultado. Sigue siendo una simplificación para las docenas de millones de personas que podemos votar en esta elección, pero al menos ya es más complejo que las 3 posibles opciones que te arroja la concepción tradicional de izquierda, derecha o centro.

 

Cuando hayan tomado ese test, respondido a todas esas preguntas clarificando su forma de pensar, su visión de las políticas públicas, entonces estarán en posición de poder contrastar las propuestas e ideología de los partidos y candidatos con la suya propia. ¿Con qué partido/candidato coincido más en la propuesta que creo es la solución para el país? Si yo pienso que el gobierno debe proporcionar servicios gratis o subsidiados sin importar quien pague por ello, qué candidato trae una propuesta así. Si yo pienso que los monopolios públicos como PEMEX o CFE me están dando buen servicio y quiero que así sigan, qué candidato va por esa línea. Si por el contrario, a mi me gustaría poder escoger a mi proveedor de gasolina o de energía eléctrica, que hubiera libre mercado, competencia entre proveedores, para poder escoger a quien dé el mejor servicio y/o precio, pues con cuál candidato hay más probabilidades de que algo así se proponga y apruebe.

 

Y así para tema de la vida nacional tenemos que meditar, razonar, definir, cuál es el mejor camino, el real, práctico, posible. Todos los candidatos dirán que lo suyo es posible, y argumentarán a favor. Pero si queremos ser ciudadanos completos, informados, que razonan, no podemos creerles a los políticos. Tenemos que involucrarnos y responder estas y muchas otras preguntas importantes: ¿Qué les gustaría que se hiciera con PEMEX? ¿Vale la pena construir 5 refinerías para que las administre el sindicato? ¿O sería mejor que empresas privadas arriesgaran su dinero, construyeran las refinerías, y ponerlas a competir en el mercado interno a ver cuál ofrece mejor calidad y precio para la gasolina?

¿Qué hacer con la CFE? ¿Les gustaría poder cambiarse de proveedor de energía eléctrica como ahora nos podemos cambiar de compañía telefónica si no nos gusta el servicio o el precio? ¿Qué debería incluir una reforma laboral? ¿Una electoral/política? ¿Candidaturas independientes? ¿Relección? ¿Segunda vuelta? ¿Cómo podría mejorarse la educación pública? O más a fondo ¿debería existir la educación pública? ¿Qué opinan del IVA? ¿En qué nivel 10, 12 o 16%? ¿Aplicarlo de manera general a alimentos y medicinas para quitar el subsidio que gozan los que más tienen? ¿Cómo financiar a los gobiernos? ¿Qué debe hacer y que no un gobierno? ¿De qué tamaño debe ser un gobierno?

 

Muchos dicen que todos son iguales, principalmente por los casos de corrupción que hay en todos los partidos. Y si, si sólo revisamos la variable corrupción todos nos parecerán iguales, porque en ese rubro lo son. Pero no son más que un reflejo de la sociedad mexicana. ¿Cuánta gente no compra productos en la informalidad, piratas o robados? Eso es corrupción ciudadana. ¿Cuánta gente al comprar pide que no le facturen para no pagar el IVA? ¿Cuánta gente no viola los reglamentos de vialidad y tránsito? ¿Cuánta gente no piensa que no importa que el político robe mientras haga obras? ¿Cuánta gente sabe que su vecino o pariente está involucrado en una actividad ilícita, criminal, y no lo denuncia? Todo lo anterior, y muchas otras cosas son ejemplos de corrupción ciudadana. Si vamos a evaluar a los políticos sólo con ese rasero, más nos vale poner nuestras barbas a remojar, y al final no llegaremos a ninguna solución.

 

Definitivamente la decisión es compleja y requiere mucho esfuerzo de parte de los ciudadanos sobre todo para informarse de manera objetiva y completa, para después meditar y decidir. Lamentablemente lo que yo veo es que a la mayoría de la gente le da flojera leer, investigar y contrastar las propuestas. Quieren decidir sin pensar mucho y que todo sea por un spot. La decisión debe ser razonada, y para ello debe investigarse, analizar todo y finalmente llegar a la conclusión. Si alguien dice que no hay propuestas significa que no ha hecho su tarea como ciudadano. Por eso muchos votan porque está guapo, o porque es mujer, porque me promete subsidios o porque él dice que es honesto. Si la gente invirtiera el mismo tiempo que gasta en las telenovelas o el fútbol para informarse y meditar su decisión cada vez que hay elecciones, quizá desde hace mucho habríamos dejado la mediocridad y el tercer mundo.

 

Si crees que no hay propuestas, que todos son más de lo mismo, o que todos son iguales, no has hecho tu tarea como ciudadano. Aún estás a tiempo, define tu ideología particular www.testpolitico.com y después investiga la de los partidos/candidatos y contrástala con la tuya. Razona tu voto.

 

 


Comments:
Populismo? He leido algunos de los articulos que has puesto en tu blog, sin embargo, antes de seguir me gustaría saber que es lo que entiendes por populismo, sobre todo, siendo que no hay realmente una definición oficial. Según algunos "significados" empleados, todos los políticos son populistas.

Por otro lado, mencionas en tu último artículo que todos los candidatos tienen propuestas en sus paginas de internet. Al igual que tu, yo se que estan ahi, pero que tan suyas son esas propuestas, y no solo actos de demagogia. Hasta el momento, Josefina Vazquez Mota ha sido incapaz de contestar de manera clara cuales son sus propuestas, divaga, da respuestas superficiales. Enrique Peña Nieto no es muy diferente, de manera publica no expresa sus creencias o propuestas, se enfoca solamente a hablar superficialmente de lo que "Mexico necesita". Nos guste o no, pareciera ser que Quadri y Andres Manuel son los unicos que profundizan mas cada vez que se presentan en publico. Cuando la gente no es capaz de defender o hablar sobre "sus ideas" es porque no son de su autoría.

Saludos.

geecalvin@gmail.com
 
Hola! Gracias por tu comentario.
¿Qué es populismo? ¿No hay definición oficial? ¿Y quién tiene la autoridad "oficial" para definir lo que es un término?

Creo que hay bastante información en el blog para definir populismo. Simplemente los 2 últimos posts de Krauze hablan sobre el tema.

Pero pides mi definición. Populismo es toda aquella acción de gobierno que pretende ganarse el favor de la gente en las urnas o en encuestas con dádivas, regalos, subsidios, etc., sin que dichas acciones sean sostenibles en el mediano y largo plazo en su financiamiento.

En otras palabras, populismo es la acción de gobierno que busca el beneficio político (personal o de grupo) en el corto plazo sin considerar los costos o efectos negativos en el mediano/largo plazo. En muchos sentidos el populista es lo opuesto al estadista.

Si, en la democracias actuales, en las cuales los políticos requieren del voto mayoritario ciudadano para ganar o reelegirse, se puede decir que todos los políticos son populistas en mayor o menor medida.

El populista siempre buscará el discurso que agrade a las mayorías, sobre todo cuando éstas son ignorantes y están muy necesitadas, con tal de aumentar su popularidad y ganarse su favor en las urnas. Todos son demagogos en época de campañas, el riesgo es cuando un demagogo llega al poder e implementa esas propuestas, entonces se convierte en populista.

Populismo no es exclusivo de izquierda, derecha o centro, como bien lo apunta Krauze. Tampoco es exclusivo de sistemas democráticos. Los gobiernos autoritarios también usan el populismo para mantener tranquilas a las masas.

Pues si sabes que están allí, ¿por qué no las has leído? Yo no veo respuestas vagas o generales con JVM o EPN. Al menos no de manera exclusiva. Así como tampoco todo lo de AMLO o GQ es concreto.

Pero eso no es lo importante. ¿De qué sirve, en todo caso, tener propuestas concretas si éstas no son las correctas o las mejores?

Esa era la idea de fondo de mi escrito, para empezar, ahí están las propuestas (sean o no de autoría del candidato, eso es secundario pues nadie gobierna solo, y eso es bueno). Segundo, hay que confrontarlas con la ideología personal, y sobre todo con la realidad. ¿Funcionarán? ¿Es la mejor solución? ¿Va en línea con lo que yo quiero como país?

Muy poca gente hace ese ejercicio completo. Muchos deciden su voto simplemente por costumbre, porque está guapo, es mujer, o porque ya le toca. La decisión debería ser mucho más compleja, razonada.

Saludos
 
Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?