domingo, marzo 18, 2012

 

Cómo crear riqueza

¿Por qué hay niveles de vida tan diferentes en ciudades que están tan cerca como Nogales, Sonora, y Nogales, Arizona?

Los contrastes en las ciudades que colindan en la frontera de México y Estados Unidos son uno de los casos que analizan los economistas e historiadores Daren Acemoglu y James Robinson en su libro apenas publicado: 'Why nations fail: the origins of power, prosperity and poverty'.

En el Siglo 19, la mayoría de las ciudades de la frontera eran un solo núcleo de población y ahora, al pertenecer a dos países, tienen una diferencia promedio en su ingreso de alrededor de 5 veces, desde luego a favor de las que se encuentran en Estados Unidos.

La tesis central del texto referido es que el éxito económico de los países depende fundamentalmente de las instituciones políticas que se hayan construido.

Hay instituciones que son 'extractivas' y otras que son 'inclusivas'. Las primeras tienden a eternizar la pobreza y el atraso; las segundas se orientan a la promoción del conocimiento, la innovación y la inversión.

Junto con la frontera mexicana hay muchos otros casos que evidencian este hecho, en el pasado y en el presente.

En el Siglo 16 no existían grandes diferencias entre los niveles de desarrollo de Inglaterra y España. Sin embargo, la Corona española basó su riqueza en la extracción de materias primas de sus colonias en América. En Inglaterra hubo que desarrollar internamente la manufactura, y en el Siglo 19 ya eran abismales las diferencias entre ambas naciones.

Pero en los siglos 19 y 20, los hechos se cambiaron, Gran Bretaña que, como imperio, dependió de la explotación de sus colonias, fue superada en niveles de vida y prosperidad por otras naciones europeas y por Estados Unidos.

Los casos abundan. Uno de los más obvios de la historia contemporánea es el de Corea.

Hace menos de un siglo, al no existir las dos Coreas, había más o menos uniformidad en los niveles de vida del norte y el sur. Hoy el ingreso per cápita de Corea del Norte es de alrededor de mil 800 dólares, mientras que el de Corea del Sur es de 24 mil dólares, una diferencia de más de 12 veces.

Si son las instituciones políticas las que determinan principalmente el desempeño económico de largo plazo, ¿qué es lo que podemos esperar en México?

Bajo la lógica de los autores del estudio, si las instituciones políticas no se rediseñan para generar un ambiente propicio para la creación de riqueza, entonces no podemos esperar un crecimiento económico muy diferente al que hemos tenido en los años recientes.

Para que hubiera un cambio en las reglas del juego sería indispensable, por ejemplo, tener un ambiente altamente competitivo en sectores en los que hoy la competencia es cero, como en el petróleo y la electricidad.

También habría que crear una competencia de calidad en la asignación de los recursos públicos para la educación. Y, sin duda, también debiera haberla en las telecomunicaciones... por citar sólo los casos más obvios.

Ese cambio implica una clase política que tenga otros principios, otros valores, otra visión del mundo, lejana a la búsqueda del hueso, del poder, del Presupuesto, que hoy prevalece.

¿Veremos ese cambio en algún momento de nuestras vidas? Ojalá.

Enrique Quintana
enrique.quintana@reforma.com
++++++++++++++++++++++++++++++++++++++
 
Urgen las reformas estructurales, la fiscal, la energética, la laboral, la política, entre otras. ¿Qué candidato si está proponiendo esas reformas estructurales que incentiven la inversión, la creación de riqueza, la generación de empleos? ¿Quién está proponiendo por el contrario regresar al pasado, cerrar la economía, crear un mercantilismo con populismo y demagogia? Esas son las preguntas que hay que hacerse para decidir el voto.

Comments: Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?