martes, mayo 13, 2008

 

¿A quién pertenecen?

El alza en los precios internacionales de petróleo (el petróleo Brent a 124.56 y la mezcla mexicana a 105.42 dólares por barril el 9 de mayo) ha traído un interesante debate sobre la industria petrolera y de gas, no sólo en México, sino también en el resto del mundo.

El debate se ha centrado en las elevadas ganancias que están teniendo las empresas petroleras, por lo que muchos políticos están viendo la manera de elevar los impuestos que éstas pagan. No hay político en el mundo que se resista a explorar la manera de obtener recursos adicionales y gastarlos para incrementar su popularidad.

El punto más vendible de los políticos, con su tradicional espíritu de Robin Hood, es que hay que evitar que los ricos se sigan haciendo más ricos y estos impuestos adicionales a las empresas petroleras tendrían ese efecto redistributivo de transferir las "excesivas" ganancias de estas empresas a los más pobres.

En principio, la propuesta pudiera tener mucho sentido. En México, exprimimos fiscalmente a nuestra empresa petrolera al grado de que la obligamos a sufragar uno de cada cuatro pesos del presupuesto del Gobierno federal. Sin embargo, en el último número de The Economist (3 al 9 de mayo, 2008) leí un anuncio en donde me llamó la atención saber quiénes son los dueños de las empresas petroleras en Estados Unidos y a quiénes estaría perjudicando la propuesta de elevar impuestos.

El anuncio, publicado por la organización Energy Tomorrow (www.energytomorrow.org), cita un estudio realizado por Robert J. Shapiro, quien fue Subsecretario de Comercio de asuntos económicos bajo la Presidencia de William Clinton. En este estudio se establece que la mayoría de los accionistas de la industria petrolera son hogares pertenecientes a la clase media de Estados Unidos que tienen inversiones en fondos mutuales, cuentas de pensiones, cuentas de retiro personales y pequeños portafolios personales.

Estamos hablando de 55 millones de hogares que tienen un ingreso medio por debajo de los 70 mil dólares anuales. El estudio en cuestión revela que el 29.5 por ciento de las acciones de compañías de petróleo y gas natural son propiedad de fondos mutualistas; 27 por ciento son propiedad de fondos de pensiones; 14 por ciento se encuentran en cuentas de retiro individuales ("Individual Retirement Account"); 5 por ciento son propiedad de otros inversionistas institucionales y únicamente el 1.5 por ciento son propiedad de los grupos de control de las compañías petroleras.

La medida de elevar impuestos a las empresas petroleras traería como consecuencia perjudicar a millones de hogares estadounidenses, que son los verdaderos propietarios de las empresas petroleras y de gas de Estados Unidos.

Al ver lo anterior, pasó por mi mente lo que hemos aprendido como dogma de fe desde el 18 de marzo de 1938, cuando el General Lázaro Cárdenas expropió los activos petroleros en ese momento propiedad principalmente de compañías extranjeras para que el petróleo pasara a ser propiedad de "todos los mexicanos". Ésta es una de las banderas que enarbolan quienes defienden que Pemex siga siendo una empresa de propiedad estatal "pura" (sin la "contaminación" de la inversión privada) y que va estar presente en el debate que se va a iniciar esta semana sobre el futuro de la empresa.

Cuando veo el desempeño financiero y operativo de otras empresas petroleras en el mundo y lo comparo con las oportunidades y limitaciones que tiene Pemex, me pregunto si nuestra empresa petrolera no pudiera tener mejores resultados, tanto operativos como financieros, si se permitiera abrir su propiedad accionaria a inversionistas privados, buscando la democratización del capital (a través de las Afores), como sucede en las empresas petroleras norteamericanas.

Pemex pudiera realizar colocaciones accionarias en los mercados de valores de México y el mundo sin que el Estado pierda el control de la empresa. Me llama la atención el caso de empresas petroleras en el mundo (Exxon, Chevron, British Petroleum y Shell) cuya relación de precio/valor en libros es de 2 veces, en el caso de Shell, y de hasta 3.8 veces en el caso de Exxon. Lo que quiere decir este indicador es que estas empresas en el mercado valen de 2 y hasta 4 veces lo que dice el valor contable. Esto es creación de riqueza.

Si se quiere deprimir, le comparto este dato: el valor de capitalización de Exxon (que en 2007 vendió 204 mil millones de dólares, 3.4 veces más de lo que vendió Pemex) es de 469 mil 297 millones de dólares que equivale al 53 por ciento de nuestro PIB. La participación del sector privado en Pemex potenciaría los recursos con que ésta cuenta, aun si se liberara de su pesada carga fiscal. Lo que nos dice esta información es que PEMEX pudiera ser más grande y, por lo tanto, apoyar más al desarrollo de México con la participación del sector privado que en su situación actual.

Atrás del dogma que defiende un supuesto nacionalismo están representados muchos intereses sindicales y de partidos políticos que ven como un riesgo a su status quo que se apruebe una verdadera reforma que realmente permita que Pemex sea de todos los mexicanos y no propiedad de estos grupos. Para los partidos políticos significa el financiamiento de sus campañas electorales (no hay que olvidarnos del "Pemexgate"); los contratistas tienen asegurado un buen comprador y los líderes sindicales, con sus viajes a Las Vegas y sus costosos relojes, nos muestran quiénes son los dueños de la empresa.

Que ironía: en Estados Unidos, el dueño de las empresas petroleras privadas es el pueblo estadounidense, mientras que en México los dueños de Pemex no somos, ni remotamente, usted ni yo.



Abel Hibert
ahibert@prodigy.net.mx

Etiquetas: , , , , , , ,


Comments:
Si claro, incluso AMLO mismo ha admitido en otras ocasiones que la "privatizacion" en otros paises ha resultado muy buena...¨

Pero en Mexico no!! ¿Y sabes por que?... Por que se tiene que resolver el problema de raiz, que se llama corrupcion.

Y quitando a AMLO y quitando al PRD, el problema sigue ahi, la corrupcion.


Ahora, te dejo tambien un programa bastante interesante que he encontrado en tu blog nemesis, el sendero del peje, XD.... cabe decir que es de TV UNAM el video y hay entrevistas tanto como con priistas, panistas, perredistas y otras personas.... espero que te interese verlo

http://senderodelpeje.blogspot.com/2008/05/puntos-de-vista-el-petrleo-y-la-reforma.html
 
Así como el intestino expulsa la mierda como desecho, así los vamos a expulsar a ustedes, con sus mentes de chícharo. (A ustedes los Portales, Calderón -Felipitos y Paquitos-, Mouriños, Gordillos, Silva-Herzog y demás pestilencias)

¡Vendamos el pteróleo para salvar al dólar! ¿Para que alquilar equipo de exploración profunda, cuando podemos regalar nuestro petróleo a cambio de ella?

¿Para que tomar en cuenta la tendencia de las compañías petroleras punteras -rusa, china, árabe y coreana- que están re-nacionalizando, si podemos nadar a contracorriente y salvar a las quebradas petroleras gringas?

Jódanse, cerébros de chícharo, porque no nos vamos a dejar !!
 
Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?