viernes, mayo 02, 2008

 

Negocio sindical

"En el contrato colectivo podrá establecerse que el patrón admitirá exclusivamente como trabajadores a quienes sean miembros del sindicato contratante...".
Artículo 395, Ley Federal del Trabajo


Los sindicatos en México han dejado de ser -si alguna vez lo fueron- organizaciones para representar los intereses de los trabajadores. Hoy son, en el mejor de los casos, simples negocios particulares de los líderes; en el peor, resultan organizaciones gangsteriles.

Los ejemplos son muchos. Lo puede atestiguar desde la persona que debe entregar un pago de extorsión a un sindicato porque tiene un albañil trabajando en el baño de su casa -sin que el albañil reciba nunca un servicio del sindicato- hasta los mineros de Cananea a los que el sindicato minero encabezado por Napoleón Gómez Urrutia les tomó 55 millones de dólares depositados en un fideicomiso que debería haberlos beneficiado a ellos.

El problema tiene raíces muy hondas. El propio artículo 28 de la Constitución exenta a los sindicatos de la prohibición contra los monopolios en nuestro país. Esto ha permitido el surgimiento de una ley laboral que otorga poderes extraordinarios a los líderes sindicales y que ha facilitado el enriquecimiento de muchos.

En México una empresa puede ser presa de una huelga aunque no haya contratado a ningún trabajador o aunque los trabajadores no quieran adherirse a un sindicato. La ley obliga a muchas empresas a tener un contrato con un sindicato y por ello terminan firmando con alguno, aunque sólo sea para protegerse de otros más depredadores.

Los sindicatos aprovechan el monopolio del que gozan constitucionalmente para controlar quién puede ser contratado o no por una empresa. Por eso pueden vender plazas, especialmente en dependencias gubernamentales o paraestatales, o pueden establecer reglas que hacen que los mejores empleos se hereden en familias como ocurre, por ejemplo, en el sindicato petrolero.

Las empresas no tienen la libertad de contratar a los trabajadores que realmente puedan ofrecer un mejor rendimiento. Esto afecta de manera muy importante la competitividad de la economía mexicana.

La mayoría de los sindicatos en México no tienen democracia interna. Sus líderes son electos en asambleas en las que los trabajadores votan a mano alzada. Quienquiera que sufrague por el candidato equivocado, puede perder no sólo la votación, sino también el empleo.

Esto permite a los líderes eternizarse en sus cargos y mantener el control de sus organizaciones durante décadas. Hemos llegado al extremo, en el caso del Sindicato Minero, en que un padre le hereda el control de la organización a su hijo. El mismo sindicato minero ha mantenido el control de ciertas secciones pese a haber sido derrotado contundentemente en votaciones por un grupo disidente.

El monopolio permite a los líderes obtener enormes cantidades de dinero a través de cuotas sindicales, aportaciones de las empresas o extorsiones a los trabajadores. Pero la "autonomía sindical" impide que el público o los trabajadores conozcan cómo se maneja ese dinero. El resultado es que los líderes utilizan esos recursos como si fueran propios.

Nuestra legislación laboral fue impulsada a lo largo de décadas por políticos, muchos de ellos líderes sindicales, que argumentaron siempre que actuaban en defensa de los intereses de los trabajadores. Desde que se promulgó la Constitución de 1917, hemos tenido el régimen que otorga un monopolio a los sindicatos, pero la situación de los trabajadores en nuestro país no ha mejorado demasiado.

Nuestra "progresista" legislación no ha conseguido dar a nuestros trabajadores un mejor nivel de vida que el que tienen quienes laboran en regímenes laborales más liberales, como el de Estados Unidos. Y es lógico, ya que nuestras reglas castigan severamente la productividad. Lo que sí ha conseguido la ley mexicana es hacer ricos a los líderes. Esto es sin duda lo que pretendían ellos cuando impulsaron la actual legislación.

Si realmente queremos tener un país más próspero, deberíamos enmendar el artículo 28 de la Constitución que vuelve monopolios a los sindicatos. Los trabajadores deben tener, por supuesto, el derecho a organizarse para defender sus derechos, pero no el de monopolizar el acceso a los empleos.

Los sindicatos deben ser organizaciones de interés público y su contabilidad tiene que ser pública. Los líderes deben ser electos por sufragio efectivo y secreto bajo la supervisión de una institución profesional independiente. Mucho ayudaría, por otra parte, prohibir la reelección indefinida de los líderes.

Nunca verá usted, sin embargo, que los dirigentes sindicales apoyen estas medidas. A ellos no les interesa construir un país más competitivo y con más empleos. Lo que quieren es preservar el negocio privado de sus sindicatos.


437 millones de razones
¿Se dividirá el PRD? No lo creo. Es verdad que la elección interna fue un cochinero y que el partido ha terminado más dividido que nunca. Pero hay una razón muy poderosa para mantener unidos a los perredistas: 437 millones de pesos que su partido recibirá en este 2008 por financiamiento público y que aumentarán en el 2009 por la realización de elecciones federales. Quien deje el partido ya no tendrá acceso a esta bolsa multimillonaria. Por otra parte, los que pudieran salirse del PRD saben que las reglas de la lamentable reforma electoral del 2007 hacen hoy más difícil que nunca establecer un nuevo partido.

Sergio Sarmiento
www.sergiosarmiento.com

Etiquetas: , , , , , , , , , ,


Comments:
AMLO simpatiza con UNAM, UNAM proteje guerrilleros, guerilleros simpatiza izquierda, chavez simpatiza con guerrilla, chavez simpatiza AMLO, UNAM crea guerrilleros, UNAM simpatiza izquierda, AMLO simpatiza izquierda AMLO exalumno de la UNAM, CHAVEZ quiere ser socialista, Guerilla quiere revolucion, AMLO quiere revolucion, AMLO quiere el poder, UNAM simpatiza revolucion, UNAM tiene oficinas de guerrillas, UNAM apoya AMLO, CHAVEZ quiere poder absoluto, izquierda = dictadura en CUBA, CUBA simpatiza CHAVEZ, fuerza, poder y armas,
NO MAMES TODO CUADRA, !QUE MIEDO¡,
tiene razon el pendejo de anonimo anterior
 
Así como el intestino expulsa la mierda como desecho, así los vamos a expulsar a ustedes, con sus mentes de chícharo. (A ustedes los Portales, Calderón -Felipitos y Paquitos-, Mouriños, Gordillos, Silva-Herzog y demás pestilencias)

¡Vendamos el pteróleo para salvar al dólar! ¿Para que alquilar equipo de exploración profunda, cuando podemos regalar nuestro petróleo a cambio de ella?

¿Para que tomar en cuenta la tendencia de las compañías petroleras punteras -rusa, china, árabe y coreana- que están re-nacionalizando, si podemos nadar a contracorriente y salvar a las quebradas petroleras gringas?

Jódanse, cerébros de chícharo, porque no nos vamos a dejar !!
 
Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?