lunes, abril 30, 2012

 

AMLO y Walmart

"Tienes derecho a tu propia opinión, pero no a tus propios hechos". Patrick Moynihan

Andrés Manuel López Obrador ha venido insistiendo durante años que las grandes empresas de México no pagan impuestos. Ahora ha tenido la oportunidad de unir esta afirmación a un intento de sacar leña de una firma que se encuentra como el proverbial árbol caído: Walmart.

"Estuve revisando las cuentas de Walmart -dijo el candidato el pasado 27 de abril en Santiago Iscuintla, Nayarit- y tienen ingresos por cerca de 400 mil millones de pesos al año, y de impuestos pagan mil millones, es el 0.2 por ciento. Esto no pasa en Estados Unidos, ni en ningún otro país". En esa misma presentación López Obrador dijo que en México "la mayoría de los empresarios pagan hasta 35 por ciento".

No sé bien cuáles son las cifras que López Obrador estuvo revisando, pero no son las que Walmart divulga como parte de su obligación como empresa pública que cotiza en la Bolsa Mexicana de Valores. Estas cifras se encuentran en la página de internet de la empresa.

Las ventas de Walmart en 2011 sí son cercanas a lo que dice Andrés Manuel. El año pasado ascendieron a 379 mil 021 millones de pesos. A esto hay que añadir otros ingresos por mil 855 millones de pesos para dar un total de 380 mil 906 millones de pesos.

Una vez que se descuentan los gastos, la utilidad antes de impuestos es de 30 mil 198 pesos. El impuesto que la empresa paga por esta ganancia no es de mil millones de pesos, como dice López Obrador, sino de 7 mil 939 millones de pesos. Se trata así de 26.3 por ciento sobre la utilidad. Ésta es, de hecho, una tasa muy cercana a la máxima que establece la Ley del Impuesto sobre la Renta, la cual es de 30 por ciento y no de 35 por ciento como dice López Obrador.

Una vez pagados los impuestos, Walmart registra una utilidad neta de 22 mil 254 millones de pesos, el 5.8 por ciento de los ingresos totales de la empresa. Se trata de una cifra baja en México o en cualquier país del mundo.

Walmart, de hecho, es conocida en el mundo por operar con márgenes muy reducidos y una constante presión a la baja en los precios. Este factor, así como una tasa de reinversión muy alta, ha permitido ampliar sus operaciones de forma importante en México y en el mundo. De nada serviría pagar un soborno a un funcionario para que facilite la apertura de una tienda si ésta después se queda vacía porque no ofrece los productos al precio que el consumidor quiere.

La presión de los bajos niveles de rentabilidad de Walmart hizo que desaparecieran otras cadenas comerciales, como Gigante y Carrefour, y obligó a las sobrevivientes a mejorar su productividad y a reducir sus márgenes. Éste es el caso de Comercial Mexicana y Soriana. El beneficio global a los consumidores mexicanos ha sido enorme. El "fenómeno Walmart", como lo llamaron Luis Rubio y Luis de la Calle en "Clasemediero", ha logrado una mejoría muy importante en el poder de compra de los mexicanos y ha ayudado a la ampliación de la clase media del País.

Coincido con López Obrador en que hay una gran evasión fiscal en nuestro México, pero ésta no se manifiesta en empresas como Walmart. Si queremos realmente disminuir la evasión debemos tener una reforma fiscal de fondo que elimine los tratos de excepción y simplifique todo el sistema.

Sin embargo, lo primero para resolver éste o cualquier otro problema es tener la información correcta. De qué sirve decir que una empresa sólo paga el 0.2 por ciento en Impuesto Sobre la Renta cuando en realidad cubre el 26 por ciento.
 
Sergio Sarmiento
www.sergiosarmiento.com
+++++++++++++++++++++++++
 
Que un candidato a Presidente confunda ingresos con utilidades por ignorancia es grave. Que lo haga por malicia para engañar bobos, es más grave, pues estaría lucrando con la ignorancia de la gente para llegar al poder. En cualquiera de los 2 escenarios posibles (no hay otra posible respuesta) ese candidato no merece ganar.

Comments: Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?