jueves, enero 19, 2012

 

La sequía

"Me sumo a las voces que demandan al Gobierno federal el apoyo inmediato, el apoyo sensible, que permita a los que viven del campo respuesta a su necesidad ante los estragos de la sequía". Enrique Peña Nieto
 
Buena parte de México está agobiada por la sequía. Según la Conagua mil 213 municipios, más de la mitad del País, han sido afectados en algún grado por esta condición. La sequía es la peor en 70 años de registros oficiales en México; en Texas, donde la documentación se remonta 150 años, es también la peor registrada en ese tiempo.

La sequía, sin embargo, es un buen negocio para algunos. De inmediato han surgido demandas para que el Gobierno federal entregue enormes cantidades de dinero a gobiernos y organizaciones políticas. El Gobierno de Chihuahua pide mil millones de pesos para un programa alimentario. La Confederación Nacional Campesina (CNC) y otras organizaciones priistas exigen 10 mil millones de pesos en un fondo cuya creación ha sido vetada por el Gobierno federal.

El propio candidato presidencial del PRI, Enrique Peña Nieto, ha cuestionado la falta de "sensibilidad" del régimen panista por no aprobar ese fondo. A su vez, la coordinadora general de Protección Civil de la Secretaría de Gobernación, Laura Gurza, dice que el Gobierno federal "ha etiquetado recursos por 22 mil millones de pesos más lo que se acumule en etiquetamiento de otros programas".

No dudo que algo del dinero llegue a los más afectados. Pero la experiencia nos dice que cuando menos una parte termina en burocracia o en los bolsillos de los líderes políticos. Puede tener sentido durante un tiempo arrojar dinero a un problema, por ejemplo, para llevar alimentos a comunidades que han perdido sus cosechas y no tienen otra forma de sobrevivir; pero pretender que con dinero se resolverá el problema de fondo es pecar de ingenuidad o, peor aún, de corrupción.

Hay un problema innegable de largo plazo. La disponibilidad natural media de agua per cápita del País, según la Agenda del Agua 2030 de la Conagua, se ha reducido de 18 mil metros cúbicos al año en 1950 a 4 mil 422 en 2010. La precipitación anual es de 760 milímetros al año, pero con una distribución muy desigual: Baja California recibe 176 milímetros al año y Tabasco, 2 mil 100. La mayor parte de esta lluvia, por otra parte, se concentra entre junio y septiembre, por lo que se suceden periodos de inundaciones y otros de falta absoluta de agua. El calentamiento global puede acentuar el problema.

La mayor parte del agua en el País, el 62.9 por ciento, se utiliza en la agricultura. El 11.7 por ciento es de consumo público urbano. La industria usa el 3.4 por ciento. Otro 0.4 por ciento se encauza a otros propósitos. La solución real del problema, por ello, debe empezar por la agricultura.

Tenemos, sin embargo, un sistema perverso. El agua no se cobra a los agricultores. El sistema de cuotas está diseñado para castigar los ahorros en el uso del líquido. Por otra parte, en las ciudades, como el Distrito Federal, donde se mantienen tarifas artificialmente bajas, se utilizan cantidades muy superiores a la media.

Hay soluciones reales. Tener cobros realistas es el primer paso. Promover el uso de nuevas tecnologías es el segundo. El riego por goteo y la "lluvia sólida", que convierte el líquido en un gel que humedece durante más tiempo las raíces, son ejemplos importantes. El uso de semillas transgénicas con mayor resistencia a la sequía es también una solución.

No podemos seguir viviendo con la idea de que el problema del agua se resuelve dando dinero a los políticos. La solución radica en tener precios realistas y en adoptar tecnologías que permitan un uso más eficiente de este recurso.
 
Maestros
No sólo irrita que suspendan labores los maestros de Oaxaca y el Distrito Federal y que tomen las calles afectando a cientos de miles de personas con el respaldo de los gobiernos de ambos lugares. Enfada además que se les pague a estos maestros el día de "trabajo". La cuenta siempre se endosa a los contribuyentes.

Sergio Sarmiento 
www.sergiosarmiento.com
 
+++++++++++++++++++++++++
Mientras en México prevalezca la cultura de la subsidiaridad, de que papá gobierno nos resuelva todos los problemas, simplemente se engordará a la burocracia, se enriquecerán los políticos, pero el país no avanzará.


Comments: Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?