viernes, diciembre 04, 2015

 

Los 11 principios de la propaganda Nazi: guía de @epigmenioibarra para AMLO

Algo que tienen en común todos los seguidores de López Obrador en las redes sociales, es que a todo aquel usuario que se atreva a criticar o mofarse de su “líder”, es ponerle adjetivos como “Nazi, PANazi, priaNazis”.

 

Curioso resulta que estas personas usen un adjetivo en común (nazi) para insultar y/o acusar a quienes no comulgan con el Pejismo, cuando, en primer lugar, muchos de sus correligionarios de partido (MORENA) aseguran que el holocausto nazi nunca existió, que Hitler y sus seguidores son unas víctimas de los malvados judíos y los sionistas europeos y occidentales, además de que usan como “nicks” y avatares imágenes de conocidos personajes de las SS.

 

Por otro lado, estos seguidores de López Obrador demuestran que de los principios nazis, solamente conocen precisamente la palabra “nazi”, ya que si hubieran estudiado todo respecto de la doctrina de Adolfo Hitler, se habrían dado cuenta desde hace mucho que precisamente ellos están adoctrinados bajo esos principios.

 

El encargado de tal adoctrinamiento y campaña es un personaje que se cree la reencarnación viva del mismo Joseph Goebbels, me refiero a Epigmenio Ibarra. Este personaje, aplica y ejerce al pie de la letra, los principios de la campaña propagandística nazi a favor de Andrés Manuel López Obrador al ser quien diseña y controla los avisos del ahora presidente nacional de MORENA. El marketing usado en toda la propaganda de AMLO, lleva, al igual que la nazi, una gran carga de un orgullo sentimentalista ensalzado, promueven el odio y engañan a sus seguidores con datos e información alejada de la realidad, inventando noticias, falsificando datos para poder confundir a la opinión pública.

 

En el sitio Grijalbo.com, vienen detallados los 11 principios que me permito retomar a la letra, a efecto de compararlos con la propaganda pejista:

 

PRIMER PRINCIPIO:

 

Principio de simplificación y del enemigo único. Adoptar una única idea, un único símbolo. Individualizar al adversario en un único enemigo. En este caso el enemigo único individualizado de AMLO lo representa la mafia en el poder.

 

SEGUNDOO PRINCIPIO:

 

Principio del método de contagio. Reunir diversos adversarios en una sola categoría o individuo. Los adversarios han de constituirse en suma individualizada. Así es como López Obrador une a todas las corrientes que no comulguen con él identificándolas como los “PRIANDERREDISTASVERDES”.

 

TERCER PRINCIPIO:

 

Principio de la transposición. Cargar sobre el adversario los propios errores o defectos, respondiendo el ataque con el ataque. Si no puedes negar las malas noticias, inventa otras que las distraigan. De esta manera, AMLO se desliga de asuntos tan bochornosos como René Bejarano, Gustavo Ponce, Nico, los Abarca, Ayotzinapa, cobro de cuotas al PT y MC, traición al PRD, etc.

 

CUARTO PRINCIPIO:

 

Principio de la exageración y desfiguración. Convertir cualquier anécdota, por pequeña que sea, en amenaza grave. Temas como la privatización del petróleo, el nuevo aeropuerto, el cerco informativo de los medios de comunicación, son claros ejemplos de este principio.

 

QUINTO PRINCIPIO:

 

Principio de la vulgarización: Toda propaganda debe ser popular, adaptando su nivel al menos inteligente de los individuos a los que va dirigida. Para López Obrador, todos son tan pobres mentalmente que se dejan engañar por los corruptos y él es el único salvador, él solo posee la verdad absoluta, el va a prevenir que los políticos quieran acabar con los pobres de este país.

 

SEXTO PRINCIPIO:

 

Principio de orquestación. La propaganda debe limitarse a un número pequeño de ideas y repetirlas incansablemente, presentarlas una y otra vez desde diferentes perspectivas, pero siempre convergiendo sobre el mismo concepto. Sin fisuras ni dudas. De aquí viene también la famosa frase: “Si una mentira se repite lo suficiente, acaba por convertirse en verdad”. Mentiras tales como “FUE EL ESTADO, EL SAQUEO DEL PETRÓLEO, TODO ES CULPA DE LA MAFIA EN EL PODER” son claros ejemplos del discurso que durante más de 8 años solo maneja López Obrador entre sus huestes.

 

SÉPTIMO PRINCIPIO:

 

Principio de renovación. Hay que emitir constantemente informaciones y argumentos nuevos a un ritmo tal que, cuando el adversario responda, el público esté ya interesado en otra cosa. Las respuestas del adversario nunca han de poder contrarrestar el nivel creciente de acusaciones. El mensaje de AMLO a sus seguidores corresponde a un sistema acusatorio; acuso hoy, acuso mañana, sin exhibir evidencias ni prueba alguna, y no permitir el derecho de réplica.

 

OCTAVO PRINCIPIO:

 

Principio de la verosimilitud. Construir argumentos a partir de fuentes diversas, a través de los llamados globos sonda o de informaciones fragmentarias. Es común escuchar a AMLO declarar que todas sus aseveraciones, que todas su afirmaciones provienen de fuentes anónimas: “ME HAN DICHO QUE – ME HE ENTERADO QUE – ME HAN COMENTADO QUE” son las palabras de inicio en cualquier acusación que haga López Obrador.

 

NOVENO PRINCIPIO:

 

Principio de la silenciación. Acallar las cuestiones sobre las que no se tienen argumentos y disimular las noticias que favorecen el adversario, también contraprogramando con la ayuda de medios de comunicación afines. La función de todos los seguidores de AMLO en redes sociales, impulsados por Epigmenio Ibarra, es atacar a todo aquel que esté en contra de su mesías, silenciarlo, argumentar que son bots, que son personas pagadas por el gobierno; usar a personajes como Aristegui, Proceso, San Juana Martínez, John Ackerman para propagar la palabra y atacar a los contrincantes sin cesar; para estos medios ninguna noticia de carácter local, nacional o internacional tiene más peso que la de estar atacando al enemigo del Mesías.

 

DÉCIMO PRINCIPIO:

 

Principio de la transfusión. Por regla general, la propaganda opera siempre a partir de un sustrato preexistente, ya sea una mitología nacional o un complejo de odios y prejuicios tradicionales. Se trata de difundir argumentos que puedan arraigar en actitudes primitivas. Tan primitivas como la de asegurar que se volverá a instaurar el Juarismo y el Cardenismo; seguir explotando en pleno siglo XXI los principios de una revolución, la cual, ya no aplica en lo absoluto. Hay que odiar, odiar a la mafia en el poder, odiar al que no comulgue con el pejismo, odiar al que tenga otras preferencias.

 

UNDÉCIMO PRINCIPIO:

 

Principio de la unanimidad. Llegar a convencer a mucha gente de que piensa “como todo el mundo”, creando una falsa impresión de unanimidad. Con el falso discurso de que “todo el pueblo de México está con AMLO”, cuando en realidad, el único universo de seguidores se constriñe al D. F. y pequeñas comunidades donde prospera la política de izquierda, tales como en Guerrero, Oaxaca y Estado de México.

 

Estos son los principios de propaganda de Andrés Manuel López Obrador, propuestos, copiados a la letra y explotados  por parte de Epigmenio Ibarra.

 

 

@ejlodena

 

 


Comments: Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?