lunes, septiembre 14, 2015

 

Populismos

"Todos los grandes movimientos son movimientos populares... erupciones de pasiones y emociones humanas". Adolf Hitler

Este 12 de septiembre Jeremy Corbyn fue electo líder del Partido Laborista británico. Su triunfo sorprendió ya que su nombre fue introducido a la lista oficial de candidatos de último momento y solamente con el propósito de ampliar el debate.

 

Desde hace años Corbyn ha sido uno de los líderes de la izquierda radical británica. Se opuso al "nuevo laborismo" con el que Tony Blair rompió con el marxismo.

 

Aun hoy Corbyn propone la renacionalización de las industrias británicas, la reapertura de las minas de carbón cerradas por pérdidas y contaminación, la prohibición de la fractura hidráulica, el aumento del gasto público sin importar el déficit, el desarme nuclear unilateral del Reino Unido y su salida de la OTAN.

 

En público Corbyn ha llamado "amigas" a las organizaciones terroristas Hamas y Hezbolá. Como los conservadores radicales, considera la posibilidad de sacar al Reino Unido de la Unión Europea.

 

El Primer Ministro conservador británico David Cameron no tiene que convocar a elecciones hasta el 2020. Corbyn tiene en este momento 66 años, por lo que podría tener 71 en los próximos comicios nacionales. Sólo por eso las posibilidades de que llegue a ser Primer Ministro se ven reducidas.

 

El ascenso de Corbyn, sin embargo, es un ejemplo de cómo en estos tiempos de crisis los políticos más radicales tienen mayores posibilidades de triunfos.

 

Las más recientes encuestas de opinión (IFOP agosto y septiembre 2015) muestran que Marine Le Pen del derechista Frente Nacional ganaría hoy la primera ronda en unas elecciones presidenciales y vencería al socialista François Hollande en la segunda vuelta.

 

La elección presidencial no tendrá lugar sino hasta el 2017, pero el que Le Pen sea una de las principales contendientes muestra en Francia la radicalización que se ve en el Reino Unido.

 

El ascenso de Syriza y Alexis Tsipras en Grecia es síntoma de la misma tendencia, aunque Tsipras se vio obligado a moderar sus posiciones una vez que asumió responsabilidades de Gobierno, lo cual no es inusitado.

 

Otros ejemplos de los avances del populismo los vemos en España, con Podemos de Pablo Iglesias; en los Estados Unidos, con Donald Trump, y en Iraq, Siria y otros países con el Ejército Islámico, que promete a los musulmanes que pueden convertirse una vez más en la fuerza dominante del mundo si se unen y respetan los dogmas de su religión.

 

Los populistas de derecha e izquierda ofrecen soluciones fáciles a problemas complejos. Un pase de varita mágica es suficiente para acabar con los males de un país. Basta con cerrar las fronteras a mercancías o inmigrantes, o subir el gasto público y nacionalizar las industrias.

 

Los populistas necesitan también villanos a quién culpar de los problemas: los banqueros, los ricos, los inmigrantes, la mafia del poder, los judíos.

 

El Presidente Enrique Peña Nieto tiene razón cuando afirma que "la sombra del populismo y la demagogia amenaza a las sociedades democráticas del mundo". Pero sus partidos, el PRI y el PVEM, no han sido ajenos al populismo.

 

Tan populistas fueron los panistas cuando sostuvieron que bastaba con expulsar al PRI de Los Pinos para tener un país próspero y honesto como los priistas que dijeron que sólo ellos sabían gobernar o los verdes que propusieron la pena de muerte como solución a los problemas de violencia del País.

 

El populismo suele triunfar en tiempos de incertidumbre económica y política. Así ocurrió con Benito Mussolini en la Italia de 1922, con Adolf Hitler en la Alemania de 1933 y con Hugo Chávez en la Venezuela de 1999. Hoy puede ocurrir lo mismo en muchos países que se precian de sus libertades.

SECRETARÍA DE CULTURA

No veo ninguna necesidad de tener una Secretaría de Cultura. Las verdaderas expresiones culturales no requieren subsidios o el sello de aprobación de una burocracia. Crear una Secretaría de la Cultura en el momento en que se recortan otros gastos es, por otra parte, una irresponsabilidad.

 

Sergio Sarmiento

www.sergiosarmiento.com

 

Leer más: http://www.elnorte.com/aplicaciones/editoriales/editorial.aspx?id=71342#ixzz3lirUirBA  

Follow us: @elnortecom on Twitter


Comments: Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?